Clavis Salomonis o la llave de Salomón

Este libro medieval fué atribuido al rey salomón y trata sobre magia y hechizos y probablemente inspiro el “Lemegeton”, en la actualidad existen varias copias y diversas traducciones con pequeñas o grandes diferencias, la mayoría de los manuscritos datan del siglo XVI y XVII pero todavía sobrevive una copia en griego del siglo XV.
A diferencia de libros similares y de la misma época (también atribuidos al Rey Salomón), “la Llave del Rey Salomón”, no menciona en ningún momento los 72 demonios supuestamente encerrados es una vasija de bronce por el rey.
Según el mito y la introducción del libro, esta obra fué escrita por Salomón para su hijo Roboam, ordenándole que lo escondiera en su sepultura después de su muerte.
Al pasar los años el libro fue descubierto por algunos filósofos babilónicos que reparaban la tumba del rey.
Nadie fué capaz de leerlo, hasta que supuestamente le pidieron a Dios poder entenderlo y un ángel apareció en su nombre para hacerles prometer que protegerían y cuidarían el libro de los no-dignos, luego de aceptar la promesa, fueron capaces de entender el texto y uno de ellos realizo un conjuro para que solo los dignos pudieran usar lo que se enseñaba en aquellas páginas.
Este grimorio se divide en 2 tomos, el primero contiene conjuros, invocaciones y maldiciones para llamar y controlar espíritus de demonios muertos, obligándolos a aceptar la voluntad del conjurador.
También este tomo enseña cómo encontrar objetos robados, lograr la invisibilidad y hasta encontrar el amor.
El segundo tomo describe como realizar exorcismos, como usar y construir implementos mágicos y que animales se deberían sacrificar a los espíritus.
Como en la mayoría de los libros de magia y conjuros de la época, se invoca siempre a Dios y a su protección, de hecho después de realizar algún conjuro había que confesar los pecados.
En muchas invocaciones se usan nombres barbáricos, algunos de origen arábico y otros derivados de viejos textos mágicos del oriente próximo.
Todas las sustancias necesarias para los rituales y los amuletos están detallados y también como purificarlos, muchos de los símbolos incorporan el Transitus Fluvii (un alfabeto oculto).
En resumen este libro contiene instrucciones para practicar la necromancia, experimentos sobre invisibilidad, como dañar a otros y principalmente invocar y controlar demonios y espíritus similares.
Como libro mágico que es, apareció en el siglo XII él solito de la nada ante la puerta del Vaticano, aunque algunos herejes sospechan de su veracidad, ya que cuando se encontró la tinta todavía estaba reciente.
Otro detalle a tener en cuenta se tratan de las alabanzas a Jesucristo Colega cuando por la época de Salomón tan sólo había ocurrido el advenimiento de Jesús de Neanderthal.
Existen un montón de traducciones, pero como ha pasado con todos menos con la Biblia (gracias al control de la Santa Inquisición), su contenido ha ido evolucionando hasta ser un cuento para niños y llegar a ser usado como material escolar.
Contenido
El libro contiene material muy didáctico y práctico para las brujas escolares del los siglos XV y XVI, y XVII y hasta la actualidad se usa para matar a dragones y mazmorras (mazmorras de nivel bajo, por supuesto; para mazmorras de mayor nivel se necesita una llave mayor).
De modo muy didáctico explica detalladamente los espíritus, monstruos y demonios existentes; así como sus debilidades y fortalezas a los elementos, lo que lo convierten en una guía perfecta para jugar a cualquier Final Fantasy, Castlevania o similar y eso que se escribió antes de que existieran esos juegos.
Entre las prácticas más habituales y sencillas incluidas en el libro está la invocación de demonios, para probar la efectividad de los conjuros para atraparlos y corroborar las propiedades explicadas en el apartado de teoría.
Estructuralmente, el libro se compone de cinco temas : arte gótico general, arte taurino gótico, arte de Paulino, arte de la almádena y arte del notario.
Arte gótico
El arte gótico hace una relación de los demonios que Salomón conjuró para luego derrotarlos metiéndolos en una vasija, similar a si hubiera creado una bomba nuclear para no usarla; todos ellos con sus respectivas descripciones, corriculum vitae y autorretrato.
Los demonios, muy prepotentes ellos, se asignaron títulos nobiliarios en el momento del casting; y aunque se hizo la vista gorda se sabe que se trata de varios lacayos que estaban libres en el momento en que Salomón realizó las gestiones interastrales para convocar las citas.
Como es lógico, también se incluyen los pasos para conjurarlos y un kit de alfarería por si acaso.
72 demonios
 
Le incluimos un práctico listado de los 72 demonios. 
Si le son familiares más de tres nombres de la lista, desde Inciclopedia le aconsejamos que deje su afición a los videojuegos, cine o literatura, y se dedique a cosas más productivas, como por ejemplo crear sus artículos correspondientes.
Rey Baal
Duque Agares
Príncipe Vassago
Marqués Samigina
Presidente Marbas
Duque Valefor
Marqués Amon
Duque Barbatos
Rey Paimon
Presidente Buer
Duque Gusion
Príncipe Sitri
Rey Beleth
Marqués Leraje
Duque Eligos
Duque Zepar
Conde/Presidente Botis
Duque Bathin
Duque Sallos
Rey Purson
Conde/Presidente Marax
Conde/Príncipe Ipos
Duque Aim
Marqués Naberius
Conde/Presidente Glasya-Labolas
Duque Bune
Marqués/Count Ronove
Duque Berith
Duque Astaroth
Marqués Forneus
Presidente Foras
Rey Asmodeus
Príncipe/Presidente Gaap
Conde Furfur
Marqués Marchosias
Príncipe Stolas
Marqués Phenex
Conde Halphas
Presidente Malphas
Conde Raum
Duque Focalor
Duque Vepar
Marqués Sabnock
Marqués Shax
Rey/Conde Vine
Conde Bifrons
Duque Uvall
Presidente Haagenti
Duque Crocell
Caballero Furcas
Rey Balam
Duque Alloces
Presidente Caim
Duque/Conde Murmur
Príncipe Orobas
Duque Gremory
Presidente Ose
Presidente Amy
Marqués Orias
Duque Vapula
Rey/Presidente Zagan
Presidente Volac
Marqués Andras
Duque Haures
Marqués Andrealphus
Marqués Cimejes
Duque Amdusias
Rey Belial
Marqués Decarabia
Príncipe Seere
Duque Dantalion
Conde Andromalius
Arte taurino gótico
La segunda parte, en vez de demonios, trata sobre 31 espíritus espirituales, y como también se puede sospechar Salomón los invocó y metió en la misma vasija.
Los demonios se sentían muy solos.
Al ser espíritus, no se tienen demsiados prejuicios con ellos y se pueden intentar usar como sirvientes para que realicen las actividades que uno pida.
El mundo está llenos de prejuicios, y si eres feo y horrible por culpa de una deformación genética, te encasilla como demonio y eres malo.
Es qué nadie piensa en los demonios, también los hay buenos.
Como se trata de seres más o menos amorfos, incluye unas clases práctias para dar pases de pecho, verónicas y chicolinas; así como una introducción muy básica para manejarse en el tercio de banderillas.
Esta se supone que es la táctica más efectiva antes de entrar a matar meterlos en la vasija.
Arte de Paulino
Treguna, mecoides, trecorum, satisdí
Paulino era uno de los doce limpiabotas lavapiés de Jesús y como se cree que fue él quien descubrió esta parte del libro, pues toma título que se han inventado.
Como todo, se divide en partes y esta vez tiene dos :
 
Primera parte
Explica lo mismo que los capítulos anteriores, pero esta vez para invocar a los ángeles de las horas del día. Menos mal que al que inventó el tiempo no se le ocurrió dividir el día en 100 partes iguales.
Segunda parte
Lo mismo que la primera, que es igual que los capítulos anteriores pero relacionado con los ángeles de los signos del zodiaco chino.
Vamos, que resumiendo, este capítulo trata sobre cómo invocar ángeles para pedirles deseos.

Antes de la época de Salomón se les pidió muchos deseos: que si una plaga por aquí, que si queremos un huerto, que si déjame embarazada, pues cada vez son más reticentes a cumplir dichos deseos.

Si bien Salomón pudo sonsacar algunas cosillas, en los tiempos que corren actualmente es casi imposible y se niegan en rotundo.
Así que será mejor probar con los demonios.
Arte de la almádena 
Con esta almádena ya no hay problemas de demonios ni de ángeles.
El arte de la almádena es más variopinto y diferente de los anteriores.
Tiene cosas desde cómo hacer una bonita mesa camilla con una tabla y 4 velas negras, hasta qué deseos tienen más probabilidad de que los cumplan los ángeles (aunque se ha dicho que de un tiempo para acá ya no hay posibilidades…).
Sin embargo, la parte más importante y útil es la referente a cómo crearse una almádena con unos cuantos chiles duros y un palo, la cual se puede usar en caso de que la tontería de la vasija falle, o algún ángel se niegue a cumplir nuestras peticiones. Golpe en la cabeza y a ver quién pone pegas ahora.
En caso de no tener suficientes chicles se puede sustituir con un ¡Zas, en toda la boca! o un golpe de remo.
Arte del notario
La última parte en una serie de escritos sin sentido y en lenguajes extraterrestres como el Hebreo, el Griego y el Klingom.
Por tanto no se puede estar seguro de su contenido, o de su significado por las expresiones usadas.
Según parece, se trata del acta notarial que certifica la autenticidad del libro y de que Salomón recibió la inspiración a través de un ángel.
Lo realmente precupante y terrorífico del libro completo es, por tanto, la conjuración de un notario.
La mala lengua de Noam Chomsky opina que en verdad Salomón no confinó a las ciento y pico criaturas en una vasija por sí mismo, sino que se metieron ellas solitas por su temor ante el trabajo infernal conjurado para levantar el acta.
 
La vasija
Aunque nadie la ha visto, la vasija debe ser como la bolsa de un canguro con el refuerzo de un sarcófago similar al de Chernóbil, si no, nadie se explica que entren tantos entes ahí dentro (además que debe oler como la casa de Gran Hermano).
Aunque tiene varias leyendas acerca de dónde pudo acabar, parece que las más fiables tienden a señalar que la debió de encontrar una señora llamada Pandora.
La clave mayor de Salomón” especifica qué tipo de conjuros son más efectivos según las horas planetarias en que se realicen.
Aquí tienes una guía para que tus hechizos salgan como has previsto.
Las horas deben seguir obligatoriamente este orden :
Saturno : Bienes materiales, negocios y posesiones de cualquier tipo se verán afectados por los conjuros realizados en esta hora planetaria.
Estos hechizos pueden realizarse con fines maléficos, provocando destrucción, discordia y, en casos extremos, la muerte.
Marte : aconsejable para quienes deseen honores militares, tales como victorias en la guerra o causar masacres, exhibir crueldad, sembrar la discordia, herir a los enemigos e incluso provocarles la muerte.
Sol : es el momento perfecto para los conjuros relacionados con el bienestar temporal, la esperanza, el dinero y para entablar amistades o conseguir que la persona amada nos preste su atención.
Venus : es una hora planetaria perfecta para invocar el conocimiento de nuevas amistades, para que fluyan la bondad y el amor entre personas que ni siquiera se conocen todavía.
También es recomendable para quienes deseen realizar un viaje inolvidable próximamente.
Mercurio : esta hora planetaria favorece la elocuencia y la inteligencia, la prosperidad de los negocios y aclara nuestro futuro.
Por otro lado, es una hora ambigua porque también ayuda a realizar robos o actividades fraudulentas.
Luna : idónea para quienes esperen resultados en forma de envíos, mensajes, reconciliaciones o declaraciones de amor, sobre todo si estos conceptos están relacionados de alguna manera con el agua.
Júpiter : ideales para conseguir honores materiales y espirituales, es decir, tanto para coleccionar riquezas como para hacer nuevos amigos.
Además, ayuda a preservar la salud y a alcanzar los objetivos que nos hayamos propuesto en los últimos tiempos.
Cómo activar los sellos de Salomón :
El manuscrito utilizado para crear, interpretar y utilizar los sellos o pentáculos del rey Salomón de Israel es un manual de magia conocida como la Clave de Salomón o la Clavicula Salomonis.
La llave de Salomón asocia cada sello de Salomón o estrella de cinco puntas con los ángeles, los demonios o espíritus aéreos que rigen las acciones de los planetas específicos.
El conocimiento de la unión de los espíritus planetarios en los sellos es parte de la sabiduría reconocida impartida al rey Salomón por el Dios de Israel.
La propiedad de los sellos auténticos comparte este poder latente con los creyentes.
Necesitarás : 
Sello / pentáculo de Salomón
Libro de los Salmos
Tinta bolígrafo o marcador
Hoja de papel
Incienso de mirra o frankincense
Oración del pentáculo de la Llave de Salomón
Instrucciones :
Trata de asegurarte de que tu sello se haya hecho el día de la semana que corresponda con el planeta gobernante del sello.
La fabricación del sello adecuado aumenta su eficacia.
Para cada día las horas de influencia más poderosas de los planetas son 6 am,1 pm y 8 pm, así que idealmente los sellos deberían ser creados en una de esas horas. Los pentáculos del Sol deben ser hechos en domingo.
Los lunes son dominados por la Luna.
Marte rige los martes.
Mercurio rige los miércoles.
Los sellos de Júpiter deben ser hechos un jueves.
Los influyentes sellos de Venus se deben crear los viernes.
Un poderoso sello de Saturno debería haber sido hecho en sábado.
Inspecciona tú sello para ver si está hecho de un metal que corresponda con el planeta del sello.
Así como el día y la hora de la fabricación aumenta su eficacia, también lo hace el metal natural con el que está hecho el sello.
Los pentáculos de Saturno deberían tener un gran componente de plomo.
Los sellos de Júpiter quedan perfectamente hechos de estaño.
Las medallas para Marte deben contener un componente de hierro.
De acuerdo con el color del Sol, sus mejores sellos están hechos de oro puro.
El cobre se asocia con Venus.
Según lo indica el nombre del planeta los sellos de mercurio deben contener mercurio.
Los sellos de la Luna deben estar hechos de plata pura.
Toma una ducha.
La llave de Salomón reconoce que usar los sellos es una oportunidad para orar y pedir al Dios de Israel.
El peticionario es mejor recibido cuando está limpio.
Ruega al Dios de Israel directamente trazando uno de sus nombres.
Utiliza un bolígrafo o marcador con una tinta del color que corresponda con el planeta de tu sello. Marte requeriría tinta roja, mientras que Venus requeriría verde.
Dibuja un círculo dentro de un círculo.
Entre los círculos escribe los nombres de Dios que correspondan con tú deseo.
El nombre Elohim Gibor es llamado para castigar el mal.
Elohim Tzabaoth se llama para pedir misericordia.
El Shaddai es llamado para pedir bendiciones.
Dirige tú mirada hacia el este.
Mantén tu sello sobre el incienso de mirra o frankincense para purificarlo.
Al mismo tiempo, lee los Salmos 8, 18, 26, 21, 31, 50, 28, 71, 53 y 133.
Luego recita “La Oración” en el capítulo ocho de la llave de Salomón para consagrar el sello.
Aprende el versículo o pasaje asociado con tu sello.
Una vez consagrado, puedes tener tú sello en la mano izquierda en cualquier momento mientras recitas el versículo para activar el sello.
 
Consejos y advertencias
Utiliza tú sello en el día y la hora regido por el planeta del sello.
Cada planeta gobierna al menos tres horas específicas cada día.
Por ejemplo, si no puedes esperar hasta el domingo para utilizar un pentáculo de Sol, podrás utilizarlo el lunes a las 3 am, 10 am o 5 pm que son las horas que rige el sol.
Si necesitas usar tú sello de Saturno en un jueves, puedes hacerlo a las 5 de la mañana, al mediodía o a las 7 pm.
Los sellos de plomo puro pueden suponer un riesgo para la salud.
 
La Clave de las Claves (y de la Goecia) 
La tradición de la magia ceremonial cree que las Claves del Rey Salomón y la Goetia (la Clave Menor) describen un método viable para evocar espíritus, a través el uso de conjuros, símbolos (talismanes o pantáculos), oraciones y actuación.
En la época actual, muchos magos se ven disuadidos por la complejidad del método, y la atención detallista que se le adjudica como la única esperanza para una evocación exitosa.
Así es que, mientras las claves del Rey Salomón y la Goetia son preciadas guías de referencia, su utilidad real es limitada.
Hay más que mera metodología en el texto de estos libros. Las largas, extensas plegarias y conjuraciones no son una manera de evocar un espíritu desde las profundidades del infierno, o de dondequiera que un practicante pueda creer estas entidades moran.
Páginas tras páginas de ruegos y súplicas centran al mago hacia un propósito específico.
Es por eso que es recomendado que si el primer intento de la evocación no tiene éxito, una segunda sea probada, y una tercera, y una cuarta.
Cada una requiere más detalladas palabras y acciones.
Ya que, si el practicante no está en verdad concentrado, ninguna operación mágicka tendrá éxito.
La operación mágica a la cual nos referimos es aquella del conocimiento de uno mismo.
La Clave del Rey Salomón y la Goetia no son métodos para evocar entidades externas; son una manera de sacar a la luz los más secretos aspectos del ser – para hacer uso de un potencial quintaesencial, como Crowley escribió, el cambio en conformidad con la voluntad.
Los atributos listados a cada uno de los demonios, descritos en la clave y la Goetia, son rasgos del ego humano más profundo, todos los cuales deben ser explorados por el iniciado mágico, y que pueden ser usado con fines mágicos.
La prueba de esto es el hecho de que que los autores originales de la clave y la Goetia, y obras similares de esa época, no tenían la más leve idea de los trabajos sobre psicología de hoy día, y consecuentemente intentaron explicar los fenómenos mágicos o milagrosos como los trabajos de entidades externas.
Así como numerosos escritores sobre magia desde entonces han confirmado, que lo que el mago evoca es una manifestación de sus demonios interiores (o ángeles, o como quieras llamarle).
Él/ella está tratando de comprenderse a sí mismo/a.
¿Desde este punto de vista, cómo aprovechar la claves del Rey Salomón o la Goetia de una mejor manera?
Cómo ir más allá de las oscuras y largas peroratas a una deidad a la que pocos practicantes consideran reales?
Estudio y contemplación
Para llevar a la práctica las Claves del Rey Salomón o la Goetia literalmente, una gran preparación debe preceder cualquier operación.
Un estado de ánimo correcto es menester antes de que un mago pueda abrir su círculo.
Para lograr éxito de la Clave Mayor y la Menor también se requiere mucho trabajo.
Meditar en los rasgos de cada entidad implicará hallar (y admitir los rasgos correspondientes en uno mismo.
Esto no será fácil y, a veces, puede ser categóricamente desagradable.
Pero, como seres humanos, todos tenemos el potencial para toda forma de comportamiento – aun cuando no podemos involucrarnos con la mayoría de ellos.
Admitir que estos rasgos existen en nuestro interior, sin embargo, da al mago el poder sobre ellos y los subordina a la Voluntad de uno.
Y, como se dice que un demonio inapropiadamente desterrado puede causarle problemas a un mago luego de un trabajo, así también una meditación inadecuadamente concluida puede mantener un rasgo específico en la mente de uno, incitando a cambios no deseados en el comportamiento u otras alteraciones de la conciencia.
Devolver un rasgo a su lugar correspondiente es de gran importancia para la salud psicológica de uno.
Siempre haz que las energías de una meditación hagan tierra a su conclusión.
A los lectores de las Claves y la Goetia se les advierte que su mal uso puede causar locura.
Esto es muy cierto, como se muestra arriba.
El balance personal – mental / emocional, físico y espiritual – es imperativo antes de embarcarse en este camino.
Cualquier sistema mágico confirmará esta declaración.
Uno debe tener salud física (o cualquier incumbencias de salud bajo control), un control de la espiritualidad personal (un sistema estable de creencia), y absolutamente obligatorio : estabilidad emocional y la capacidad intelectual para entender estas técnicas.
Contrariamente a las afirmaciones de algunas publicaciones modernas sobre magia, no es posible descifrar un texto, musitar un hechizo e instantáneamente lograr amor, riqueza o poder.
Estudio interminable y constante esfuerzo dan como resultado la confección de un mago verdadero y serio.
Vigilancia, conciencia de las acciones y actividades de uno son parte de este entrenamiento. Reconocer de que la magia no es un camino fácil y que sin el conocimiento de sus bases y sin la voluntad de siempre aprender más no hay esperanza para el progreso.
Con este balance, el practicante puede tomar las Claves del Rey Salomón y la Goetia y puede trabajar a través de sus páginas, para descubrir el poder mágico que radica en las profundidades ocultas de su propio alma.
La llave menor de Salomón o Lemegeton
El Lemegeton es un grimorio anónimo del siglo XVII y uno de los libros más famosos de demonología, no se sabe si tiene un relación real con “la llave de Salomón” o solo fué inspirado por él, esta obra aparece en el siglo XVII pero muchos de sus textos datan del siglo XVI, probablemente se baso en libro de cábala judíos y de misticismo musulmán.
Algo del material de la primera sección, sobre invocación de demonios es del siglo XIV o anterior.
El libro proclama haber sido escrito por el Rey Salomón, aunque esto es certeramente incorrecto.
Los títulos de nobleza asignados a los demonios no existían en esa época, así como tampoco las alabanzas a Jesús y a la Santísima Trinidad incluidas en el texto.
La llave menor de Salomón contiene detalladas descripciones de espíritus, y los conjuros necesarios para invocarlos y hacer lo que el conjurador los obligue a hacer.
En él se detallan los círculos protectores y los rituales que deberán hacerse, las acciones necesarias para evitar que los espíritus tomen el control, las preparaciones previas a la invocación, y las instrucciones para hacer los objetos que se ocuparan en el ritual.
Goetia, la llave menor del Rey Salomón (Clavicula Salomonis Regis) es la traducción de 1.904 por Samuel Mathers y Aleister Crowley (el famoso ocultista el que hablamos anteriormente).
Es esencialmente un manual de instrucciones para invocar a más de 72 espíritus diferentes.
El libro se divide en 5 partes, en donde fundamentalmente se explica como el rey Salomón que invoco y aprisiono en un vasija a 72 demonios y los hizo trabajar para él, también enseña a construir diversos sellos mágicos y objetos para diferentes funciones.
Un grimorio es un libro de conocimiento mágico, escrito generalmente en la edad media y que se enfoca en la invocación de ángeles y demonios.
El escritor de best sellers Dan Brown tiene prácticamente a punto su nueva novela, The Solomon Key, todavía sin título oficial en castellano (podría ser La Clave Salomón o La llave de Salomón) una nueva aventura del profesor Robert Langdon en la que se adentrará en los secretos de la masonería.
A pesar del secretismo que sobre la novela está manteniendo la editorial de Brown, Ron Howard, director de las adaptaciones cinematográficas de El código da Vinci y de Ángeles y Demonios, no ha podido resistirse a dar la noticia en la presentación de la última de estas películas. T
Todavía no se conoce la fecha de publicación.
Será la primera novela de Brown desde 2.003 en que publicó El Código da Vinci que le dió a conocer en todo el mundo y que fue, tras Ángeles y demonios, la segunda aventura protagonizada por el profesor Langdon.
En esta tercera entrega la acción se situará en Washington y los protagonistas de la correspondiente conspiración parece que serán los francmasones.
Sin duda, será un gran éxito editorial y, suponemos, tendrá una pobre acogida por la crítica y se llevará al cine en una mediocre película de aventuras.
De manera asombrosa, La clave Salomón ya tiene varias guías y libros de pistas que analizan la trama simplemente con los detalles que ha ido dejando caer Brown durante las entrevistas.
Desde luego, hay gente que no pierde ni un segundo en apuntarse al carro del futuro best-seller.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s